Manos que hablan, ojos que escuchan.

Instituto de Idiomas NEONE lanza, como nuevo idioma Lengua de Señas Argentina, en función de nuestro constante compromiso social con la comunidad.

En el posteo de hoy, vamos a responder algunas preguntas frecuentes sobre el mismo. 

#1 ¿Es universal? NO. Uno de los mitos más persistentes acerca de la Lengua de Señas es la creencia de su carácter universal.
En principio, en esta creencia subyace la idea errónea de que los signos gestuales son representaciones miméticas de objetos y eventos de la realidad y que, por lo tanto, pueden ser universalmente comprendidos. Esto implica, en primer lugar, considerar que todos los signos gestuales son icónicos –de hecho no es así– y ajenos a las diferencias culturales de sus usuarios y, en segundo lugar, afirmar que están limitados a la expresión de conceptos concretos y pictóricos. 

La lengua de Señas tiene un alfabeto dactilológico. La dactilología consiste en la representación de las letras del alfabeto a través de un gesto realizado con una o dos manos en el espacio y con contacto o no en el cuerpo del señante. Existe un alfabeto denominado internacional que es utilizado por varias comunidades de sordos de diferentes países del mundo.

Otras comunidades de sordos, como la argentina, poseen un alfabeto dactilológico propio. Mientras que el alfabeto internacional está compuesto sólo por elementos unimanuales, el argentino se caracteriza por poseer elementos unimanuales, elementos bimanuales y el uso de algunas partes del cuerpo. 

#Importante: Toda lengua natural surge y evoluciona en función de las necesidades de sus usuarios y en estrecha relación con la cultura de cada comunidad.

#2 ¿Es mímica? NO. La modalidad de expresión de las lenguas de señas, que no sólo incluye la actividad manual sino también la expresión del rostro y del cuerpo, le otorgan a las lenguas viso-gestuales un potencial mimético superior al que poseen las lenguas orales.

Sin embargo, es importante resaltar que aún aquellos signos gestuales con mayor grado de iconicidad son arbitrarios y surgen de convenciones culturales. Además, las investigaciones han demostrado que las lenguas de señas, a diferencia de la mímica, son lenguas articuladas y los enunciados que pueden transmitirse con ellas son ilimitados.

#3 ¿Depende de la lengua oral? NO. Las lenguas de señas poseen vocabulario, complejas reglas de organización morfosintácticas y su propia gramática que principalmente se diferencia de las lenguas orales por la espacialidad, la simultaneidad y la expresión facio-corporal con valor distintivo. En muchas oportunidades se confunde la lengua de señas con el Sistema Bimodal utilizado en algunos países como estrategia metodológica en la educación del niño sordo. El Sistema Bimodal consiste en utilizar vocabulario de la lengua de señas pero respetando la estructura gramatical de la lengua oral. También se lo denomina “castellano signado”, “inglés signado”, según la lengua oral que rige la construcción sintáctica de los enunciados.

👉Como conclusión, vale resaltar que aprender LSA es equivalente a adquirir destreza en cualquier otro idioma que siente sus bases en la vía acústica (como el inglés, francés, etc.). En otras palabras, aprender LSA nos provee la condición de sujetos bilingües, además de ampliar nuestros horizontes comunicativos. 

¿Qué estás esperando para aprender esta hermosa lengua y ser parte del #TeamNEONE? 

Para más información: www.institutoneone.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat